¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

07 diciembre 2015

Navidad: Taller con docentes, catequistas o agentes de pastoral



Extraído del libro: Navidad, fiesta de todos y para todos.(María I. Casalá – Elena Santa Cruz).
 
Encuentro del corazón
Muchas veces compartimos todo un año con compañeros, quienes no tenemos tiempo de dialogar. Esta época de Adviento es una buena oportunidad para encontramos y generar un clima navideño que luego compartiremos con los chicos. Esto será el mejor testimonio de una navidad  vivida en comunidad. 
Objetivo
Preparamos los docentes y catequistas antes de comenzar la tarea con los niños. 
Mareriales:
- Recortamos en cartulina corazones y los dividimos por la mitad. Todos deben estar cortados de diferente forma.
Regalo para el momento de la oración final: un sobre con una frase y dentro del sobre, un pequeño espejo de mano.

El sobre debe tener esta escritura afuera:
Nuevamente es Navidad
el milagro del amor se vuelve a producir.
Jesús quiere nacer en cada corazón y como siempre, está
Esperando encontrarse con alguien muy especial para él.
¿Sabes quién es?
 
Tarjetas para trabajar en grupos
 
1- ¿Cómo cobijarías a Jesús bebé esta navidad?
 
No tienen porque ser un pesebre tradicional, pueden ser
Dos corazones, personas abrazadas o a sus familias.
 
2- ¿Cómo imaginan a ese Jesús bebé que acaba de nacer?
¿Con las caritas de sus nenes de catequesis?
¿Con la de sus hijos?
¿Y a María y a José?  (Pueden dibujar a los tres o a uno sólo)
 
3- Si tuvieran que ubicar varias personas  cerca del pesebre.
¿A quienes sienten que deberían poner?
¿Pastores y ángeles?
¿Las familias del colegio o de la catequesis?
¿Nosotros?
 
Materiales comprados

Crealina, tablas (para apoyar lo que se fabrica), pinceles.

Materiales de desecho
Palitos de los árboles, semillas de zapallo, o las que consigan, coquitos de eucalipto o pino, hojas, cortezas de árboles. Este material debe ser recolectado con varios días de anticipación para que se sequen.
Música instrumental suave.
Oración de Inicio:
(Las flores de manzanilla de Phil Bosman del libro “Tomate tu tiempo”Ed.San Pablo)
 
Era delicioso. Un pueblo totalmente nuevo. Ya a orillas de las  calles recién hechas, una proliferación de flores blancas, amarillas, flores de manzanilla. Florecían y seguían floreciendo "Mirá", dije a mi amigo, "aquí, en todas las casas viven seres: seres que sufren a veces, bien sea dolor de cabeza, bien sea  dolores de estómago, indisposición y otros males. Dios crecer frente a sus puertas el remedio y no lo ven. Van a la farmacia a comprar píldoras y polvos. Las pagan".
Al día siguiente vino un hombre con un fumigador en la espalda Lo enviaba la alcaldía para limpiar las orillas de las calles Las flores de manzanilla lloraban y se morían. Eran maleza para la ciudad y nadie había descubierto, en las flores, un milagro de amor.
 
Para pensar
Muchas veces, al preparar un tema, buscamos grandes recursos o costosos materiales y nos olvidamos que lo más importante, generalmente es lo más sencillo, lo cotidiano, aquello que está al alcance de nuestra mano y que todos podemos compartir.
 
Dinámica de los corazones compartidos
El objetivo de esta dinámica es tomamos "un tiempo sin palabras”. Utilizaremos gestos, para comunicamos desde el corazón, desde lo más, simple, lo más profundo que es desde donde intentaremos hacer nacer Jesús esta Navidad. No importa cuánto hace que nos conocemos o cuanto "sabemos" del otro. Jugamos a comunicamos sin palabras.
Colocamos música.
Cada participante tendrá que buscar la otra mitad del corazón. Luego se sienta uno en frente de otro, y a través de las manos, sin hablar, deben expresarse unos a otros lo que sienten por él.
Las parejas se agrupan de a cuatro y se les entrega distintas consignas: con el objetivo fundamental de que compartan sus sentimientos o experiencias personales conversando entre ellas.
Entregamos a cada grupo una de las tarjetas que tenemos preparadas.
Las consignas son libres y abiertas para no encasillar el diálogo.
Mientras los grupos leen las consignas, preparamos las mesas con  el material de trabajo. Este material es muy especial ya que la mayoría  es reciclado o recolectado de la naturaleza, con el objetivo de resaltar la sencillez de la Navidad.
Los grupos comienzan a trabajar con música de fondo. Luego de compartir sus experiencias, realizan un trabajo con el material.
 
En las oportunidades en que hemos realizado este taller, se produjo un diálogo muy profundo, y se compartieron experiencias personales muy fuertes. En un  taller, el primer grupo, representó al ángel Gabriel y explicaron nadie mejor que quien lo anunció para protegerlo y cobijarlo.
El segundo grupo pensó, en un primer momento, en una mujer embarazada, sinónimo de la vida, y que representaba a María, pero luego pensaron que hacía falta la figura masculina, y en un tercer momento  imaginaron la casa que era necesaria para cubrir y proteger a la familia.  Fue así como hicieron a Jesús, María, José y el pesebre. El pesebre fue realizado con los palitos de los árboles y las hojas como techo. Las uniones se realizaron con crealina.
El tercer grupo leyó varias veces la consigna. Dijeron que los pastores ya  habían estado cerca del pesebre y cada uno se hizo a sí mismo, ya que si cada uno de nosotros vivenciaba la Navidad, podría transmitir este  sentimiento a las familias del colegio ya sus propias familias.
 
Una vez que finalizamos la tarea, cada grupo lee su consigna y presenta el trabajo que realizaron.
Armamos el pesebre con la colaboración de todos los grupos.
Encendemos una vela al costado del pesebre y leemos "Los tres ciegos" de Mamerto Menapace.
Reflexionamos acerca de lo vivido y la importancia que tiene este  pesebre para presentar la Navidad a los niños.
Entregamos el regalo para los que participaron del taller.
 
Es importante que dejemos en claro que el sobre lo deben abrir todos juntos después de leer la frase. Hacemos hincapié  en la ultima  pregunta: ¿Quién será esa persona con quién Jesús quiere encontrarse en esta Navidad? 
Se abre el sobre y dentro hay un espejo. En ese momento cada uno verá su rostro y  descubrirá que es él a quien Jesús espera encontrar.