¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

23 septiembre 2017

Qué hacer el primer día de la catequesis

Dinámicas para el primer día de catequesis ArchivoArchivo

Celebraciones de inicio de curso


Juegos para la Catequesis y la clase de religión

Resultado de imagen de juegos para la catequesis


Inscripciones para la Confirmación: Del 25 al 28 de septiembre

¡¡Una semana más para las Inscripciones de Poscomunión!!

Película de la semana para niños: El nacimiento de Jesús





Recursos para el Domingo 24 de septiembre

  1. MIRADA ENFERMA de J.A. Pagola
  2. LLEGAR A TIEMPO O NO PERDER EL TREN Por Pedrojosé Ynaraja
  3. PARADOS EN UNA PLAZA Por Ángel Gómez Escorial
  4. ¡ME APUNTO CON TAN BUEN SEÑOR! Por Javier Leoz
  5. SABER ALEGRARSE CON EL BIEN DE LOS DEMÁS Por Antonio García-Moreno
  6. Homilía para el domingo 24 septiembre de Juan Serna
  7. LA GRATUIDAD DE DIOS Por José María Martín OSA
  8. Domingo 24 de septiembre: No siempre los planes de Dios son los planes del hombre
  9. Domingo 24 de septiembre
  10. Domingo 24 septiembre: Para fijarnos en el Evangelio
  11. Mis caminos no son vuestros caminos
  12. Domingo 24 septiembre: ¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?
  13. Domingo 24 septiembre: Lo que Jesús me dice hoy
  14. Domingo 24 septiembre: Conversaciones
  15. Domingo 24 septiembre: Vídeo Evangelio
  16. Domingo 24 septiembre: Vídeo Salmo
  17. Domingo 24 septiembre: Presentaciones power point
  18. Domingo 24 septiembre: Misa con niños
  19. Domingo 24 septiembre: Misa con jóvenes
  20. Domingo 24: Misa de Familia 1
  21. Domingo 24 septiembre: Misa de Familia 2
  22. Domingo 24 septiembre: La hojita para los niños
  23. Evangelio Ilustrado: 24 septiembre
  24. Domingo 24 septiembre: Ficha 1
  25. Dibujo Fano 25º Domingo Tiempo Ordinario Ciclo A
  26. Guión Litúrgico domingo 24 septiembre
  27. LITURGIA DEL DOMINGO 25 DEL TIEMPO ORDINARIO “A”
  28. Domingo 24 septiembre: Peticiones 1
  29. Domingo 24 septiembre: Peticiones 2
  30. Peticiones 3: Domingo 24 septiembre
  31. Domingo 24: Moniciones 1
  32. Moniciones 2: Domingo 24 septiembre
  33. ¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?
  34. ¡Sé bienvenido, Señor!
  35. La Misa del Domingo 24 de septiembre
  36. Guión Litúrgico Domingo XXV de Tiempo Ordinario
  37. CANTOS PARA EL DOMINGO XXV DEL T. ORDINARIO
  38. Domingo 24 septiembre: Cantos 1
  39. Comentarios, Lectio divina, pautas para la homilía, y reflexiones al Evangelio según san Mateo 20, 1-16






MIRADA ENFERMA de J.A. Pagola


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

Jesús había hablado a sus discípulos con claridad: "Buscad el reino de Dios y su justicia". Para él esto era lo esencial. Sin embargo, no le veían buscar esa justicia de Dios cumpliendo las leyes y tradiciones de Israel como otros maestros. Incluso en cierta ocasión les hizo una grave advertencia: "Si vuestra justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de Dios". ¿Cómo entendía Jesús la justicia de Dios?
La parábola que les contó los dejó desconcertados. El dueño de una viña salió repetidamente a la plaza del pueblo a contratar obreros. No quería ver a nadie sin trabajo. El primer grupo trabajó duramente doce horas. Los últimos en llegar sólo trabajaron sesenta minutos.
Sin embargo, al final de la jornada, el dueño ordena que todos reciban un denario: ninguna familia se quedará sin cenar esa noche. La decisión sorprende a todos. ¿Cómo calificar la actuación de este señor que ofrece una recompensa igual por un trabajo tan desigual? ¿No es razonable la protesta de quienes han trabajado durante toda la jornada?

LLEGAR A TIEMPO O NO PERDER EL TREN Por Pedrojosé Ynaraja


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

1.- El pueblo de Israel pese a ser originariamente un pueblo beduino, pastor era su ancestro, el patriarca Abraham, su principal fuente de ingresos era agrícola y la distribución de su tiempo la marcaban las cosechas. Época de siembra, cosecha de la cebada, recolección del trigo y la vendimia. (Paralelamente el cultivo y recolección del olivo en ciertos parajes). A la última faena agraria le seguían las fiestas de Sucot. Días a los que les habían dado cierto contenido religioso, pero que en realidad, eran jornadas vacacionales. Aun hoy en día ocurre así, de algún modo.

2.- Tuve en mi niñez una vez ocasión de estar en mi pueblo, Pozaldez, durante la vendimia y se me permitió colaborar en los trabajos que comporta. Recogí algunos racimos que deposité en los cuévanos, cargaban los mozos en los carros el fruto de los majuelos y observé luego como algunos hombres pisaban la uva en el lagar. Aunque hayan pasado de lo que cuento más de 70 años, conservo en la mente una curiosa película, que de cuando en cuando, reviso nostálgico. Labor de finales de verano a la que seguía dejar reposar en paz el mosto en la bodega y darse a la fiesta fuera de casa.

PARADOS EN UNA PLAZA Por Ángel Gómez Escorial


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

1.- El evangelio de Mateo que se ha proclamado hoy tiene mucha actualidad. Nos suena a cercano. Y, además, en muchos lugares de la geografía española, en, sobre todo, los pueblos agrícolas muchos temporeros esperan a que les contraten por una jornada. El desempleo es uno de los grandes males que se viven en España. Y, como se ve, siempre hubo temporeros, en tiempos de Cristo, también. Pero, claro, nos parece sorprendente la actitud del propietario de la viña en su sistema de remuneraciones. Cualquier sindicalista afearía esa práctica. Y, sin embargo, la explicación dada por el mismo al final del relato del capítulo 20 de Mateo es totalmente lógica. Dice: "Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No nos ajustamos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Quiero darle a este último igual que a ti. ¿Es que no tengo libertad para hacer lo que quiera en mis asuntos? ¿O vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?" Ha cumplido las condiciones contractuales a pagar a cada uno de los obreros lo estipulado, pero parece que hay una gran injusticia al pagar lo mismo a quienes han pasado mucho más tiempo trabajando.

¡ME APUNTO CON TAN BUEN SEÑOR! Por Javier Leoz


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

Puede que, muchas veces, pensemos que el trabajo que merece le pena es aquel que se ve y se gratifica. Puede incluso, que en algunos momentos, pensemos que lo invisible a los ojos del mundo no tiene sentido llevarlo a cabo. Pero, los planes del Señor, son siempre distintos a nuestros planes y su forma de trabajar, pensar y valorar es muy distinta a la nuestra: nosotros nos quedamos en la apariencia y El… baja al corazón de cada persona.

1.- En la viña del Señor, su Iglesia, hay trabajo para todos. Pobres que necesitan atención, catequistas que exigen formación, enfermos que nos reclaman una visita, personas encerradas en la soledad que nos piden un poco de nuestro tiempo. ¡Vete a esa viña! Nos dice Jesús: a ese trozo de tierra en el que, la Iglesia, ofrece lo mejor de sí misma: el Evangelio. A esa persona que necesita un poco de cariño o a esas situaciones en las que, por no ser recompensadas, siempre hay huecos libres que nadie quiere. ¡Vete a esa viña, mi viña, nos dice Jesús!

SABER ALEGRARSE CON EL BIEN DE LOS DEMÁS Por Antonio García-Moreno

1.- ES EL MOMENTO.- "Buscad al Señor mientras se le encuentra..." (Is 55, 6) Hay que aprovechar las ocasiones, no podemos dejar que pasen las oportunidades que la vida nos brinda. Todas tienen su importancia, y sólo el que sabe apreciarlas en su justo valor llegará a triunfar plenamente en la vida. Por el contrario, el que deja pasar el tiempo sin salir al paso de lo que se le ofrece, acabará fracasando, quedándose atrás siempre, olvidado en el más gris anonimato. Y de todas las ocasiones, hay una que resulta decisiva. Tan decisiva que de aprovecharla o no, depende nuestra felicidad en esta vida y en la otra. Casi nada. Es decir, todo. Absolutamente todo. Porque lo demás, comparado con la eternidad es bien poquita cosa, nada en definitiva.

LA GRATUIDAD DE DIOS Por José María Martín OSA

1.- La generosidad de Dios. El segundo Isaías nos habla de un Dios “perdonador”. El perdón que Dios da al que hace lo posible por vivir de acuerdo con la exigencia de la fe es un acto de una misericordia que no tiene comparación entre los hombres. Pero es necesario el requisito de cambiar de planes. Una experiencia así solamente es comprensible desde una óptica de pura fe. La era mesiánica que se anuncia es de características tan radicalmente nuevas que los planes del hombre apartado de Dios no tendrán cabida en ella. En esta incomprensión del actuar del Dios generoso es donde el hombre tiene que afirmar su fe. Solamente el que tiene corazón agradecido y admite la evidencia de lo maravilloso de la generosidad de Dios puede comprender esto. El profeta emplea una imaginería cósmica para corroborar la actuación gratuita y escandalosamente diferente del actuar de Dios. En último término la actuación de Dios no es pura arbitrariedad sino un criterio de fidelidad y de amor. No se puede reprochar a Dios su manera de actuar cuando sabemos que en el fondo late el amor y respeto más profundo a la debilidad del hombre, tal como subraya el evangelio que hemos escuchado.

2.- El deseo de Dios. Pablo siente un deseo fuerte de estar unido a Jesús inmediatamente después de la muerte. Solamente si se entra en categoría de amor podremos llegar a comprender y a desear con realismo vivir el estilo de vida que vive ya Jesús. Consciente del valor de su misión, rechaza el Apóstol eso que para él es mejor, como sería el salir condenado del juicio en el que está metido. No quiere abandonar a medio hacer lo que ha comenzado. Quiere continuar la misión que ha recibido aquí en la tierra, aunque en el fondo desearía estar junto a Dios. En este sentido escribió Santa Teresa de Jesús:

Domingo 24 septiembre: Conversaciones

Domingo 24 septiembre: Vídeo Evangelio

Domingo 24 septiembre: Vídeo Salmo

Domingo 24 septiembre: Presentaciones power point

Power Point  SALMO  RESPONSORIAL

Domingo 24 septiembre: Misa con niños

DESCARGAR MISA CON NIÑOS AQUÍ



Domingo 24 septiembre: Misa con jóvenes

DESCARGAR GUIÓN PARA JÓVENES



Domingo 24 septiembre: La hojita para los niños

DESCARGAR LA HOJITA DE LOS NIÑOS AQUÍ



Evangelio Ilustrado: 24 septiembre



Domingo 24 septiembre: Ficha 1

Dibujo Fano 25º Domingo Tiempo Ordinario Ciclo A



Guión Litúrgico domingo 24 septiembre


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

PREPARACIÓN: 
Antes de la salida del celebrante

Celebramos hoy el domingo vigésimo quinto del tiempo ordinario, y porque en verdad creemos en el amor infinito de Dios, y porque queremos que este amor llegue a todos los hombres, nos reunimos todos los domingos a celebrar la Eucaristía. Y por eso respondemos gozosamente a su llamado, a la vocación recibida, y nos realizamos así como hombres, como cristianos y como apóstoles.

LITURGIA DEL DOMINGO 25 DEL TIEMPO ORDINARIO “A”


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A 
24 DE SEPTIEMBRE DE 2017
Liturgia de las Horas – Primera Semana del Salterio.

R I T O S   I N I C I A L E S

CANTO DE ENTRADA.
El Señor nos llama y nos reúne, somos su pueblo, signo de unidad.  Él está en medio de nosotros  sirve a la mesa, nos reparte el pan.

Por todos los caminos nos sales al encuentro, por todos hemos visto señales de tu amor.  Tu pueblo se reúne, Señor, a bendecirte, a celebrar con gozo tu paso salvador.
   
SALUDO Y  MONICIÓN.

ACTO PENITENCIAL.

GLORIA.

ORACIÓN COLECTA.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA.
Lectura del libro de Isaías 55, 6-9.

Peticiones 3: Domingo 24 septiembre


Resultado de imagen de XXV del Ciclo A

  • Por la Iglesia, para que viva siempre danto un testimonio digno del Evangelio, como nos pide San Pablo. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por nuestra Diócesis de Huesca y todos los que la formamos, para que sepamos dar una respuesta positiva a lo que el Señor espera de cada uno de nosotros. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los gobernantes de pueblos y naciones, para que velen siempre por la paz, la justicia y la promoción de los más desfavorecidos de nuestra sociedad. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos los habitantes de la tierra, para que desaparezca de nuestro corazón la envidia, el egoísmo, la falta de solidaridad y el afán de estar por encima de los demás. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos ayude a responder con generosidad a la llamada que el Señor nos hace a trabajar en su viña.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

Moniciones 2: Domingo 24 septiembre


Resultado de imagen de domingo 24 septiembre misa

Inicial.  

De nuevo nos reunimos en el domingo para celebrar la Eucaristía, sintiéndonos llamados y convocados por el Señor.

Dios nos llama a trabajar en su viña, o lo que es lo mismo, a colaborar con Él en una obra muy personal y amada, en una obra en la que Él ha puesto su corazón. Somos jornaleros de un campo en el que Dios planta su semilla y de unas vides que tienen que dar su mejor fruto. Dios paga con generosidad a todo el que responde a su llamada y nos llama a revisar y contrastar cómo andamos nosotros en respuesta y generosidad.

¿Vas a tener tú envidia porque yo soy bueno?

«El reino de Dios es como un amo que salió muy de mañana a contratar obreros para su viña. Convino con los obreros en un denario al día, y los envió a su viña. Fue también a las nueve de la mañana, vio a otros que estaban parados en la plaza y les dijo: Id también vosotros a la viña, yo os daré lo que sea justo. Y fueron. De nuevo fue hacia el mediodía, y otra vez a las tres de la tarde, e hizo lo mismo. Volvió por fin hacia las cinco de la tarde, encontró a otros que estaban parados y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día sin hacer nada? Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. Él les dijo: Id también vosotros a la viña. Al caer la tarde dijo el dueño de la viña a su administrador: Llama a los obreros y págales el jornal, empezando por los últimos hasta los primeros. Vinieron los de las cinco de la tarde y recibieron un denario cada uno. Al llegar los primeros, pensaron que cobrarían más, pero también ellos recibieron un denario cada uno. Y, al tomarlo, murmuraban contra el amo diciendo: Esos últimos han trabajado una sola hora y los has igualado a nosotros, que hemos soportado el peso del día y el calor. Él respondió a uno de ellos: Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No convinimos en un denario? Toma lo tuyo y vete. Pero yo quiero dar a este último lo mismo que a ti. ¿No puedo hacer lo que quiera con lo mío? ¿O ves con malos ojos el que yo sea bueno? Así pues, los últimos serán los primeros, y los primeros los últimos».
Mateo 20, 1-16
Comentario del Evangelio
Los cristianos, por el hecho de serlo, tenemos que estar atentos a lo que les pasa a otras personas, para poder ayudarlas, para escucharlas, para vivir con ellas lo bueno y lo no tan bueno que pasa en la vida de todos.

¡Sé bienvenido, Señor!

Plegaria al comenzar el curso
Señor, al iniciar este nuevo curso

nos reunimos (padres, profesores, alumnos…) en torno a Ti.
Y, convencidos de que Tú te encuentras a nuestro lado,
alzamos nuestras voces y unimos nuestros corazones:

Maestro bueno, dota a nuestra escuela de tus ojos:

que tu mirada ilumine y guíe nuestro caminar
para que nadie se sienta perdido o solo,
para que todos te veamos en cada persona y acontecimiento.

Maestro fiel, dota a nuestra escuela de tus pies:

que tu paso entre nosotros deje una huella imborrable,
para que nadie coja atajos equivocados,
para que todos te descubramos caminando a nuestro lado.

Maestro servicial, dota a nuestra escuela de tus brazos:

que tu regazo sea nuestro rincón favorito,
para que nadie se sienta sin matricular,
para que todos te reconozcamos en las caricias de nuestros hermanos.

La Misa del Domingo 24 de septiembre

Resultado de imagen de la misa del domingo
San Mateo hace un retrato certero de Dios en esta parábola donde compara el reino de Dios con un propietario que salió a contratar jornaleros para su viña. El evangelista dice algo tan sencillo como que Dios es bueno. Deja ver que Dios tan bueno que incluso puede escandalizar.
Si recordáis la parábola los jornaleros veían injusta la actitud del propietario de la viña. Entendemos bien su enfado. Aquellos jornaleros preguntaban cómo podía ser tratados de igual manera quienes han pasado todo el día trabajando y quienes solo han trabajado una hora. “Esta manera de hacer es injusta”. Comprendemos esta queja. Es posible que también nosotros digamos que Dios está siendo bueno con los que han llegado los últimos, pero nos preguntemos si está siendo igual de bueno con los que han llegado los primeros.