29 abril 2017

La losa

Cuando veo un mundo gris que se nos muere
 y me duele con quien vivo la Palabra,
si la paz tan alejada de este mundo
nos forzamos todos juntos en buscarla,
si entre todos escuchamos sin ser sordos
los gritos de dolor que el hombre lanza...

SE ABRE LA LOSA QUE ENCIERRA A LA HUMANIDAD,
LA TIERRA, LOS HOMBRES, COMIENZAN A RESUCITAR.

Cuando vemos los trabajos que labramos
y los pobres no reciben sus esfuerzos,
cuando en Dios su voluntad nos planteamos
y los hombres no lo sienten en su adentro,
si aceptamos el fracaso siendo humildes
por lo poco que en nosotros de Dios vieron...

ACOGER LA FUERZA DEL EVANGELIO de José Antonio Pagola


Resultado de imagen de camino de emaús

Dos discípulos de Jesús se van alejando de Jerusalén. Caminan tristes y desolados. En su corazón se ha apagado la esperanza que habían puesto en Jesús, cuando lo han visto morir en la cruz. Sin embargo, continúan pensando en él. No lo pueden olvidar. ¿Habrá sido todo una ilusión?
Mientras conversan y discuten de todo lo vivido, Jesús se acerca y se pone a caminar con ellos. Sin embargo, los discípulos no lo reconocen. Aquel Jesús en el que tanto habían confiado y al que habían amado tal vez con pasión, les parece ahora un caminante extraño.
Jesús se une a su conversación. Los caminantes lo escuchan primero sorprendidos, pero poco a poco algo se va despertando en su corazón. No saben exactamente qué. Más tarde dirán: “¿No estaba ardiendo nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino?”
Los caminantes se sienten atraídos por las palabras de Jesús. Llega un momento en que necesitan su compañía. No quieren dejarlo marchar: “Quédate con nosotros”. Durante la cena, se les abrirán los ojos y lo reconocerán. Este es el primer mensaje del relato: Cuando acogemos a Jesús como compañero de camino, sus palabras pueden despertar en nosotros la esperanza perdida.

Frase del día

“Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes”. (Isaac Newton)

Evangelio del día: Deja que Jesús suba a la barca de tus tempestades

Juan 6,16-21 - II sábado de Pascua: Los discípulos vieron a Jesús acercarse a la barca caminando sobre el agua, y tuvieron miedo

 

Evangelio según San Juan 6,16-21

Jesús camina sobre las aguas: "En aquel tiempo, al atardecer, los discípulos de Jesús se bajaron a la orilla del mar y se embarcaron, para dirigirse a Cafarnaún, que está en la otra orilla. Ya era de noche y Jesús aún no se había reunido con ellos. El mar estaba agitado, porque soplaba un fuerte viento. Cuando habían remado unos cinco kilómetros, vieron a Jesús acercarse a la barca caminando sobre el agua, y tuvieron miedo. Él les dijo: "Soy yo, no teman". Ellos quisieron subirlo a la barca, pero esta tocó tierra en seguida en el lugar adonde iban" Palabra del Señor.
El evangelio de hoy nos presenta el episodio de Jesús que camina sobre las aguas del lago. Después de la multiplicación de los panes y de los peces, Él invita a los discípulos a subir a la barca y a esperarle en la otra orilla, mientras se despide de la multitud y después se retira solo a rezar en el monte, hasta la noche tarde.
(Tomado de píldoras de fe)

Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta


Resultado de imagen de berrinche niño


(Tomado de Aleteia)

Un consejo valioso para la educación de los pequeños

Yo no he leído todos los libros de psicología infantil, ni he hecho ningún curso de cómo evitar / interrumpir / acabar con el berrinche de un hijo. Pero a causa de una experiencia personal relacionada con mi hija de 5 años, quisiera compartir contigo una “fórmula” que aprendí recientemente para que logres cambiar el rumbo de las cosas con tus hijos que insisten en hacer un drama por cualquier cosa.
Antes que nada, necesito contarte una historia. Mi hija entró a la guardería, y estaba un poco ansiosa, siempre repetía que no iba a hablar sobre las primeras semanas de escuela, quedándose un poco nerviosa. Y ese comportamiento terminó saliéndose de control en casa: ella aumentó los momentos de hacer drama por cualquier cosa, incluso las más simples.

¿Cómo desatar los nudos que nos atan interiormente?

Reconocer esos nudos y sus causas, ponerles nombre y lo más importante: dejar que Jesús entre a desenredarlos

A lo largo de nuestra vida acumulamos distintas experiencias positivas y negativas que van dejando un poso en nuestra alma. Cuando son experiencias muy fuertes y muy negativas acaban por determinar nuestra visión de la realidad y opciones de futuro.
Sin darnos cuenta, empezamos a ver por el prisma producido por estos impactos negativos que hemos recibido, o simplemente nos dejamos atrapar por ello hasta el punto de un bloqueo o una parálisis.
Si hemos tenido una mala relación con una persona y hemos llegado a experimentar su ofensa o rechazo, sin darnos cuenta, se nos puede quedar impresa en el alma esta experiencia que, de cara al futuro se podrá manifestar en un miedo al rechazo o una inseguridad frente a algunas relaciones personales.

Discurso del Papa Francisco al Papa Tawadros II


(Tomado de Aciprensa)
Querido Hermano:
Hace poco que ha concluido la gran Solemnidad de la Pascua, centro de la vida cristiana, que este año hemos tenido la gracia de celebrar en el mismo día. Así hemos proclamado al unísono el anuncio de la Resurrección, viviendo de nuevo, en un cierto sentido, la experiencia de los primeros discípulos, que en ese día «se llenaron de alegría al ver al Señor» (Jn 20,20). Esta alegría pascual se ha incrementado hoy por el don que se nos ha concedido de adorar juntos al Resucitado en la oración y de darnos nuevamente, en su nombre, el beso santo y el abrazo de paz. Esto me llena de alegría: llegando aquí como peregrino, estaba seguro de recibir la bendición de un Hermano que me esperaba. Era grande el deseo de encontrarnos otra vez: mantengo muy vivo el recuerdo de la visita que Vuestra Santidad realizó a Roma, poco después de mi elección, el 10 de mayo de 2013, una fecha que se ha convertido felizmente en la oportunidad para celebrar cada año la Jornada de Amistad copto-católica.
Con la alegría de continuar fraternalmente nuestro camino ecuménico, deseo recordar ante todo ese momento crucial que supuso en las relaciones entre la sede de Pedro y la de Marcos la Declaración Común, firmada por nuestros Predecesores hace más de cuarenta años, el 10 de mayo de 1973.

Recuperar la Esperanza



Todas las comunidades de creyentes, entre “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de nuestro tiempo” seguimos celebrando y proclamando que hemos descubierto el “tesoro escondido”, la “perla preciosa”, el “pan que se multiplica por doquier” y que nada de esto es posesión nuestra. Jesús de Nazaret, muerto en cruz y resucitado a una vida nueva y plena, ha abierto definitivamente la posibilidad de que las personas, todas las personas, vivamos felices desarrollando el proyecto “original” del Dios Abbá, Padre y Madre. El encuentro de los creyentes con el Espíritu de Jesús nos ayudará siempre a recuperar la esperanza cuando experimentemos fracasos, cuando estemos en horas bajas, cuando nos demos cuenta y reconozcamos que nuestro estilo de vida no ilumina a los demás.

Por la calzada de Emaús

El camino de Emaús para niños

EL CAMINO A EMAUS

CAMINO DE EMAUS - QUEDATE CON NOSOTROS

Escuchando fracasos - 3º Domingo de Pascua, Ciclo A

III Domingo de Pascua: Recursos para niños


Resultado de imagen de Camino de Emaús

Pincha en cada enlace:

III Domingo de Pascua: La Misa del domingo

Resultado de imagen de Camino de Emaús
DOMINGO III DE PASCUA
30 de abril de 2017
Lecturas:
–  Hechos 2,14.22-23: “Dios lo resucitó”
–  1Pedro 1,17-21: “os rescataron… a precio de la sangre de Cristo”.
–  Lucas 24,13-35: “¿no ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?”.
Homilía:
Durante el día de Pascua y a lo largo de toda su Octava, hemos confesado y celebrado el “hoy” de la resurrección del Señor. Los sucesivos domingos nos invitan a adentrarnos en el misterio pascual con un tono más distendido, pero siempre invitándonos a vivir la experiencia del encuentro con el Señor resucitado. En este contexto se sitúa el Domingo de hoy, el tercero de este tiempo pascual.

III Domingo de Pascua: Misa con niños

Resultado de imagen de Camino de Emaús
DOMINGO III DE PASCUA (A)
“Emaús”
30 de abril de 2017
(Es éste un domingo que ya nos ha situado escolarmente en el último trimestre: escuela, trabajo, juego, catequesis, familia, primeras comuniones… En este contexto se proclama el episodio de Emaús, que más que una anécdota es un auténtico itinerario de encuentro con Jesús.
  • Va a comenzar el mes de mayo: se puede destacar en el momento de la despedida de la misa.. Siguen destacando los signos de fiesta pascual.
  • Un signo para la celebración: una pequeña mesa con un pan y una jarra de vino y algunos vasos.
  • Canción para la celebración: “Te conocimos al partir el pan”.

Guión litúrgico Domingo III de Pascua

Resultado de imagen de Camino de Emaús

Dejarse encontrar por el resucitado

Resultado de imagen de Dejarse encontrar por el resucitado
1.- Motivación general
La Palabra de Dios que en este tiempo pascual nos ofrece la Iglesia en la Eucaristía viene protagonizada, en sus primeras semanas, por la iniciativa de Cristo resucitado en sus apariciones a los discípulos. Y por otro lado, por esos primeros discípulos dando testimonio del resucitado al pueblo.
Tras la dura experiencia de la cruz, y la incertidumbre que crea encontrar el sepulcro vacío al tercer día, las dudas y miedos de los apóstoles se acrecientan aún más. Son esos mismos apóstoles que siguieron a Jesús tras su llamada en las orillas del lago de Genesaret, a que le acompañaron en la predicación del Reino con palabras y obras milagrosas por todas las poblaciones de la Galilea. Son los mismos que hicieron con Jesús el camino a Jerusalén, que presenciaron la oposición al Maestro por parte de las autoridades judías,… y que huyeron cuando éste fue apresado. Los mismos que solo de lejos fueron capaces de contemplar la crucifixión, y que ahora están atemorizados, escondidos, pensando que todo terminó y planteándose volver cada uno a su casa.

27 abril 2017

III Domingo de Pascua: Fichas 4



III Domingo de Pascua: Evangelio Ilustrado





III Domingo de Pascua: Fichas 3



III Domingo de Pascua: Fichas 2

III Domingo de Pascua: Fichas para niños 1



III Domingo de Pascua: ¿Qué me quiere decir Jesús hoy?

Dos discípulos de Jesús caminaban hacia Emaús. Iban muy tristes y desanimados, pues su gran maestro, en quien habían puesto todas sus esperanzas, había muerto. Esperaban tanto y a la vez tan poco de Cristo, que no podían aceptar que estuviera muerto y “derrotado”. Su fe se tambaleaba. Por una parte no lo veían resucitar como Él lo había prometido, y por la otra, sus esperanzas en Jesús sólo se limitaban a que liberara a su pueblo del dominio romano. No habían entendido que la misión de Cristo era mucho más grande que eso Jesús lugar con su muerte y resurrección, lo que no había conseguido en vida: construir en sus amigos una fe sólida y madura que va más allá de esperar triunfos humanos.

III Domingo de Pascua: Para catequesis

3º domingo de Pascua 
30 de abril, 2017

Lecturas: Hechos 2, 14.22-33; Salmo 15; 1 Pedro 1,17-21 Lucas 24, 13-35
En el Camino a Emaús
Reflexión
Jesús había prometido a los
que le seguían que vencería a la muerte
y a todas las cosas malas.
¿Hay algo que te entristezca en este momento?
Jesús come y bebe con sus amigos para convencerlos
de que de verdad está entre ellos

Al compartir lo que tienen y ofrecerles hospitalidad,
los amigos se dan cuenta de que era Jesús quien estaba con ellos.